Translation of cabalgadura in English:

cabalgadura

mount, n.

feminine noun

literary

  • 1

    mount literary
    • El gran jefe detuvo su briosa cabalgadura a pocos kilómetros de la ciudad.
    • Pero la briosa cabalgadura de Dario dista mucho de padecer alguna neurosis.
    • Un niño con blusa negra de colegial guía a la cabalgadura recalcitrante.
    • A menudo es la cabalgadura del chamán y un conductor de almas.
    • Los palenques para amarrar nuestras cabalgaduras aún estaban en todas partes.
    • Servía de cabalgadura a Vishnú. 59 Rama fue uno de los avatares de Vishnú.
    • Dentro de poco, jinete y cabalgadura podrían verse bloqueados.
    • "El jueves santo por la mañana vienen al pueblo los ""alumbradores"", montados en elegantes cabalgaduras enjaezadas con adornos de plata."
    • El problema es que el tiempo está corriendo y hacer un cambio de cabalgadura más adelante podría ser muy tarde para UNE.
    • Los patrones y administradores se desplazaban en briosas cabalgaduras con finos aperos.
    • Muchas manos extendidas y temblorosas tocaban casi las cabalgaduras.
    • Fue una de las tantas “postas” para descanso de viajeros y cambio de cabalgaduras.
    • Con esta misma cabalgadura, certero rejonazo.
    • Más de una vez su padre hubo de reñirle porque había entregado a los pobres hasta su misma cabalgadura.
    • Se interna en los últimos rincones de Lombardía, y cuando su cabalgadura no puede pasar adelante, camina a pie trepando por riscos y barrancos.
    • Por todos lados se escuchaban las órdenes y el ruido de las cabalgaduras.
    • En el alto de Las Cruces cambia de cabalgadura para hacer las últimas tres leguas al galope.
    • Herido seriamente por el golpe de su propia cabalgadura, fue trasladado entonces a Guadalajara.
    • Zango había sido su cabalgadura en todas las batallas en que interviniera.
    • Luego lo montó sobre su propia cabalgadura, lo llevó a un alojamiento y lo cuidó.
    • Padre y madre iban en sus cabalgaduras; él, adelante.
    • Y es la imagen de dos carabineros que llegaron a nuestra casa de La Conchería, montados en sendas cabalgaduras.
    • Luego le subió a su propia cabalgadura, le llevó a una posada y cuidó de él.