There are 2 main translations of cuesta in Spanish

: cuesta1cuesta2

cuesta1

feminine noun

  • 1

    (pendiente)
    íbamos cuesta arriba we were going uphill
    • iba corriendo cuesta abajo y no pude parar I was running downhill and couldn't stop
    • estacionar en cuesta to park on a hill
    • dejé el coche en la cuesta I left the car on the hill/slope
    • una cuesta muy pronunciada a very steep slope
    • hacérsele muy cuesta arriba a algn
    • se me hace muy cuesta arriba trabajar con este calor I find it very difficult to work in this heat
    • ir cuesta abajo to be on the skids
    • la cuesta de enero January
  • 2

    a cuestas
    • llevaba el bulto a cuestas she was carrying the bundle on her shoulders/back
    • no te eches los problemas ajenos a cuestas don't weigh yourself down / burden yourself with other people's problems
    • parece que llevas los problemas del mundo a cuestas you look as if you have the weight of the world on your shoulders

There are 2 main translations of cuesta in Spanish

: cuesta1cuesta2

cuesta2

(cuestan)

  • 1

    costar
    • Y los que intentaron seguir en el ruedo llevan la cruz a cuestas.
    • Y llegan las rebajas y la odiosa cuesta de enero.
    • Anímate a disfrutar de un viaje con mochila a cuestas.
    • La cuesta de enero no la padece sólo nuestro bolsillo.
    • Empezamos a entran en una zona de cuestas y curvas.
    • El primer año teníamos el coche preparado y llevábamos la mochila a cuestas.
    • Todas las cuestas abajo tienen su cuesta arriba y cada onda, su valle.
    • Si lo barato cuesta caro, parece que lo eficiente también.
    • La Richmond, con sus elegantes 95 años a cuestas quiere partir con dignidad.
    • Recuerda que para subir la cuesta tienes que subir paso a paso.
    • Si en la carrera había muchas cuestas, estira bien los cuádriceps.
    • La gente pasaba a su lado, con sus propias historias a cuestas.
    • Mujeres solas, con sus hijos a cuestas y boliches llenos de borrachos?
    • Una cuesta de lava negra sirve de sepultura para una iguana marina.
    • Durante muchos años tuvimos que escalar nuestro calvario solos y con la cruz a cuestas.
    • Y a enfrentar un viernes lleno de laburo llevando a cuestas la resaca.
    • Desconfié de los presupuestos muy baratos, pues lo barato cuesta caro.
    • El dicho lo barato cuesta caro en estética cobra especial importancia.
    • Nunca mas compro nueces baratas al final lo barato cuesta caro.
    • Las ciudades con grandes cuestas tienen mayores dificultades para los desplazamientos en bicicleta.
    • La verdad es que hacía mucha falta, sobre todo en la zona de las cuestas que hay a la salida de Torres.
    • Si se eligen sectores de cuesta, no será tan complicado y sacarán diferencia los pilotos más técnicos”, señala Jaurena.
    • Ir con la casa a cuestas no es un drama.
    • Remontamos una cuesta que venía desde hace 50 años.
    • Para que la gente sepa, por recomendaciones ambientales, va estar pavimentado todo el pie de la cuesta, y de Piedra del molino hasta Cachi.
    • Los maestros en su viaje a occidente las trajeron a cuestas.
    • Lleva una corona de espinas en la cabeza, cruz a cuestas o maniatado.
    • En esta vida todo cuesta y sobre todo si se trata de una vivienda.
    • Muchas personas cargan a cuestas todas las calamidades posibles.
    • Pero frenar la caída no supone necesariamente remontar la cuesta.
    • Hay otra ruta alternativa, señalada por un letrero, pero encara la cuesta de manera demasiado directa.
    • Asimismo, la nubosidad es otro elemento característico de las islas, con un constante desplazamiento a cuesta del viento.
    • Bajé la cuesta y me senté en el pasto.
    • Subir bordillos, bajar cuestas o desplazarse por terrenos arenosos.
    • Al abrirse el bosque se debe arremeter la cuesta de La Mesilla.
    • Hacia ella me dirijo preparando el resuello para afrontar sus empinadas cuestas.
    • Es común ver una camioneta destartalada, una motocicleta o un carro con un viejo tanque de gas a cuesta.
    • Las escarpadas cuestas de La Rumorosa no representaban ningún problema.
    • Llega cargando a cuestas con una espada corroída y una capa manchada.
    • Se salvó de las cuestas del Agua y Los Arrepentidos.
    • La economía doméstica se resiente durante la cuesta de enero.
    • Es consciente el autor de la tarea que se ha echado a cuestas.
    • También dicen que por remedar a las indias traen sus hijos a cuestas.
    • Estoy siempre con la casa a cuestas como los caracoles.
    • Afortunadamente el desperfecto, dijo, no se registró en el sector de la cuesta.
    • Desde mitad de la cuesta podremos ver ya el pantano.
    • Es extraño que con tantos años a cuestas se hiciera tantas preguntas sin respuestas.
    • Existen dos pequeños funiculares que ayudan a superar las empinadas cuestas.
    • Cargamos a cuestas la idea de la nación como el gran factor aglutinante.
    • Perplejo me dejáis con la idea de que las cuestas puedan ser un problema.
    • Uno de ellos se lo echó a cuestas, como si fuera un pequeño reno.
    • Fred cambió de velocidad para poder remontar una cuesta.
    • Giran y se marchan a casa con la derrota a cuestas.
    • Andando también se puede ir, pero las famosas cuestas de San Francisco acaban pasando factura.
    • Llevando a cuestas la cruz del ya no ser.
    • Bajaron la cuesta hacia la cabaña de ramas y hojas.
    • Unos con su casa a cuestas y otros preparados para construirla.
    • Da igual las convenciones que una lleve a cuestas.
    • Lanús llegará a este choque con dos derrotas a cuestas.
    • La ruta tiene curvas, contra curvas y sectores de cuestas y pendientes, en donde habita mucho ripio con un estabilizado de concreto.
    • Sirvió a una universidad con más de 450 años de historia a cuestas.
    • En la foto se ve la cuesta de san Gregorio, que en la actualidad sigue más o menos igual.
    • Pero con dos derrotas a cuestas se abrirá la contestación interna pronto.
    • Enfrentamos una empinada cuesta; las obligaciones y las dificultades son realmente inmensas.
    • Con prismáticos los niños veían bajar su coche por la cuesta de San Antonio.
    • Ha recorrido el país con sus hijos a cuestas trabajando en las diferentes cosechas.
    • Se extienden frente a la fachada norte del Palacio Real, entre la calle Bailén y la cuesta de San Vicente.
    • Somos sobrevivientes, con unas cuantas muertes a cuestas, más o menos cicatrizadas.
    • Tan pronto consiguen caminar, se echan a cuestas sus haces de leña.
    • Con sus 80 años a cuesta, era un ejemplo para todos.
    • La cuesta de Santo Domingo es uno de los más impresionantes.
    • Tan entusiasmados estábamos que vivíamos con varios créditos a cuestas por las compras de elementos de fotografía.
    • "Batalla de ""la cuesta de Jala"" entre una guerrilla de patriotas republicanos y una escolta francesa."
    • Ardió el piso en la cuesta de La Atalaya.
    • Cuando caminas con una mochila a cuestas probablemente sudarás más que lo normal.
  • Y los que intentaron seguir en el ruedo llevan la cruz a cuestas.
  • Y llegan las rebajas y la odiosa cuesta de enero.
  • Anímate a disfrutar de un viaje con mochila a cuestas.
  • La cuesta de enero no la padece sólo nuestro bolsillo.
  • Empezamos a entran en una zona de cuestas y curvas.
  • El primer año teníamos el coche preparado y llevábamos la mochila a cuestas.
  • Todas las cuestas abajo tienen su cuesta arriba y cada onda, su valle.
  • Si lo barato cuesta caro, parece que lo eficiente también.
  • La Richmond, con sus elegantes 95 años a cuestas quiere partir con dignidad.
  • Recuerda que para subir la cuesta tienes que subir paso a paso.
  • Si en la carrera había muchas cuestas, estira bien los cuádriceps.
  • La gente pasaba a su lado, con sus propias historias a cuestas.
  • Mujeres solas, con sus hijos a cuestas y boliches llenos de borrachos?
  • Una cuesta de lava negra sirve de sepultura para una iguana marina.
  • Durante muchos años tuvimos que escalar nuestro calvario solos y con la cruz a cuestas.
  • Y a enfrentar un viernes lleno de laburo llevando a cuestas la resaca.
  • Desconfié de los presupuestos muy baratos, pues lo barato cuesta caro.
  • El dicho lo barato cuesta caro en estética cobra especial importancia.
  • Nunca mas compro nueces baratas al final lo barato cuesta caro.
  • Las ciudades con grandes cuestas tienen mayores dificultades para los desplazamientos en bicicleta.
  • La verdad es que hacía mucha falta, sobre todo en la zona de las cuestas que hay a la salida de Torres.
  • Si se eligen sectores de cuesta, no será tan complicado y sacarán diferencia los pilotos más técnicos”, señala Jaurena.
  • Ir con la casa a cuestas no es un drama.
  • Remontamos una cuesta que venía desde hace 50 años.
  • Para que la gente sepa, por recomendaciones ambientales, va estar pavimentado todo el pie de la cuesta, y de Piedra del molino hasta Cachi.
  • Los maestros en su viaje a occidente las trajeron a cuestas.
  • Lleva una corona de espinas en la cabeza, cruz a cuestas o maniatado.
  • En esta vida todo cuesta y sobre todo si se trata de una vivienda.
  • Muchas personas cargan a cuestas todas las calamidades posibles.
  • Pero frenar la caída no supone necesariamente remontar la cuesta.
  • Hay otra ruta alternativa, señalada por un letrero, pero encara la cuesta de manera demasiado directa.
  • Asimismo, la nubosidad es otro elemento característico de las islas, con un constante desplazamiento a cuesta del viento.
  • Bajé la cuesta y me senté en el pasto.
  • Subir bordillos, bajar cuestas o desplazarse por terrenos arenosos.
  • Al abrirse el bosque se debe arremeter la cuesta de La Mesilla.
  • Hacia ella me dirijo preparando el resuello para afrontar sus empinadas cuestas.
  • Es común ver una camioneta destartalada, una motocicleta o un carro con un viejo tanque de gas a cuesta.
  • Las escarpadas cuestas de La Rumorosa no representaban ningún problema.
  • Llega cargando a cuestas con una espada corroída y una capa manchada.
  • Se salvó de las cuestas del Agua y Los Arrepentidos.
  • La economía doméstica se resiente durante la cuesta de enero.
  • Es consciente el autor de la tarea que se ha echado a cuestas.
  • También dicen que por remedar a las indias traen sus hijos a cuestas.
  • Estoy siempre con la casa a cuestas como los caracoles.
  • Afortunadamente el desperfecto, dijo, no se registró en el sector de la cuesta.
  • Desde mitad de la cuesta podremos ver ya el pantano.
  • Es extraño que con tantos años a cuestas se hiciera tantas preguntas sin respuestas.
  • Existen dos pequeños funiculares que ayudan a superar las empinadas cuestas.
  • Cargamos a cuestas la idea de la nación como el gran factor aglutinante.
  • Perplejo me dejáis con la idea de que las cuestas puedan ser un problema.
  • Uno de ellos se lo echó a cuestas, como si fuera un pequeño reno.
  • Fred cambió de velocidad para poder remontar una cuesta.
  • Giran y se marchan a casa con la derrota a cuestas.
  • Andando también se puede ir, pero las famosas cuestas de San Francisco acaban pasando factura.
  • Llevando a cuestas la cruz del ya no ser.
  • Bajaron la cuesta hacia la cabaña de ramas y hojas.
  • Unos con su casa a cuestas y otros preparados para construirla.
  • Da igual las convenciones que una lleve a cuestas.
  • Lanús llegará a este choque con dos derrotas a cuestas.
  • La ruta tiene curvas, contra curvas y sectores de cuestas y pendientes, en donde habita mucho ripio con un estabilizado de concreto.
  • Sirvió a una universidad con más de 450 años de historia a cuestas.
  • En la foto se ve la cuesta de san Gregorio, que en la actualidad sigue más o menos igual.
  • Pero con dos derrotas a cuestas se abrirá la contestación interna pronto.
  • Enfrentamos una empinada cuesta; las obligaciones y las dificultades son realmente inmensas.
  • Con prismáticos los niños veían bajar su coche por la cuesta de San Antonio.
  • Ha recorrido el país con sus hijos a cuestas trabajando en las diferentes cosechas.
  • Se extienden frente a la fachada norte del Palacio Real, entre la calle Bailén y la cuesta de San Vicente.
  • Somos sobrevivientes, con unas cuantas muertes a cuestas, más o menos cicatrizadas.
  • Tan pronto consiguen caminar, se echan a cuestas sus haces de leña.
  • Con sus 80 años a cuesta, era un ejemplo para todos.
  • La cuesta de Santo Domingo es uno de los más impresionantes.
  • Tan entusiasmados estábamos que vivíamos con varios créditos a cuestas por las compras de elementos de fotografía.
  • "Batalla de ""la cuesta de Jala"" entre una guerrilla de patriotas republicanos y una escolta francesa."
  • Ardió el piso en la cuesta de La Atalaya.
  • Cuando caminas con una mochila a cuestas probablemente sudarás más que lo normal.