Translation of fatalismo in English:

fatalismo

fatalism, n.

masculine noun

  • 1

    fatalism
    • Las poblaciones de la región no están condenadas al fatalismo oriental y a las dictaduras.
    • Incluso entre ciertos profesores existe fatalismo y desesperanza respecto de lo que pueden lograr.
    • Pareciera entonces que hay una especie de fatalismo en nuestras aspiraciones de desarrollo y de movilidad social.
    • Si bien su vida no es una serie de acontecimientos fortuitos, no aceptan con fatalismo lo que les sucede.
    • Nuestro actual discurso económico en Estados Unidos está impregnado de fatalismo.
    • El corruptor abusa de esa especie de fatalismo que acrecienta su poder, su impunidad.
    • De lo que se deduce que no existe el fatalismo espiritualista, como no existe el fatalismo económico.
    • Con esa visión se transmite el mismo fatalismo que propagaban los neoliberales, cuando postulaban la inevitabilidad de las privatizaciones o la apertura comercial.
    • De concretarse todas, ¿quién habló de fatalismo geográfico?
    • Hoy toca cambiar a sus ciudadanos su mentalidad de fatalismo y pesimismo para trazar metas claras de progreso.
    • A nosotros que no creemos en el fatalismo, nada.
    • Será algún tipo de fatalismo, pero me gusta estar instalado en la incomodidad constante.
    • Ahora se trata de dar herramientas para analizarla y no caer en el fatalismo.
    • Rechazaba el fatalismo al cual se acude para justificar los fracasos que nos depara la vida.
    • Proceder de esta forma, la cual nunca está explícitamente justificada, parece suponer la presencia de una forma de fatalismo.
    • Se instala un cierto fatalismo social.
    • Sería terrible asumir tal fatalismo social.
    • Así pues, no existe razón alguna para el fatalismo.
    • En la legión se piensa en la eternidad como un punto fijo en el pasado que condiciona toda la vida futura en una especie de fatalismo determinista.
    • Sin embargo, al término de nuestros trabajos, rechazamos cualquier fatalismo y deseamos comprometernos en acciones transformadoras.
    • Se trata de un dogmatismo conservador, de un discurso impositivo, de un fatalismo económico.
    • No creemos en fatalismos, solo recomendamos analizar los antecedentes.
    • Así la agrupación burlaba las fronteras del fatalismo geográfico.
    • Fatalismo social que acepta, como inevitables, las políticas antisociales cuyas víctimas son los propios trabajadores.
    • Toda la situación se veía con cierto fatalismo.
    • En los comienzos de los 90 había mucho fatalismo en Antofagasta.
    • Sin caer en el fatalismo nos preguntamos que pasará en los próximos diez años.
    • Ese fue otro ejemplo de que el fatalismo histórico es falso.
    • Ese grupo de creación instalado en un municipio no cabecera demostró que el llevado y traído fatalismo geográfico puede quebrarse si existe el talento.
    • Hay otro tipo de fatalismo que tiene que ver con los amores de Carmen.
    • Recuerda siempre que en astrología no existe fatalismo.
    • Aprovechan cualquier ocasión para extender una imagen alarmista de fatalismo y pesimismo sobre Ceuta y sus gobernantes.
    • Sigue empeñado en desentrañar los secretos de los grandes de la literatura y de la filosofía, pero sobre todo, desentrañando sus propios secretos con fatalismo oriental.
    • La envidiaba por su reconciliación con el universo; por su fatalismo optimista.
    • Ni el fatalismo, ni la mala suerte existen.
    • Conciencia crítica, en vez de fatalismo frente al poder.
    • Existe el fatalismo geográfico, pero lo desafiamos.
    • Primero que todo, por el llamado fatalismo geográfico.
    • No existe en las encuestas un fatalismo determinista.
    • Vamos contra el fatalismo y la resignación, “con denuedo y con fe” como decía Benedetti.
    • El sentido del fatalismo que tiene el pueblo, se encuentra a menudo en las novelas de Marta Brunet.
    • No es fácil romper el determinismo geográfico tan penetrado durante años en nuestra conciencia latinoamericana, el fatalismo del no podemos.
    • Entre los técnicos y especialistas en estadísticas ronda un fatalismo optimista, si se permite la combinación.
    • Se opuso al dogmatismo conservador, al discurso impositivo impregnado de un fatalismo mercantil.
    • Aceptamos la derrota y el destino y el fatalismo.
    • No podían entender que se relacionaran con tan marcado fatalismo.
    • La imposibilidad de ocultar una suerte de fatalismo histórico.
    • Existe un fenómeno exclusivo de los provincianos que se llama fatalismo geográfico.
    • La suya es una forma de fatalismo muy tranquila y satisfecha.
    • Hay que transmitirle que las ideas están muy claras, que hay un plan, evitando cualquier tipo de fatalismo.
    • Para el fatalismo el ser humano no es responsable ante nada.
    • Aún así nos invade un sentido de fatalismo nacional difícil de entender.
    • Especialmente los mejicanos llevaron este fatalismo a un grado máximo.
    • No creo que se deba a un fatalismo geográfico.
    • Al punto de crear el fatalismo más histórico que geográfico.
    • Todo esto significa que la situación actual es excelente y que a los pobres sólo les corresponde aceptar con fatalismo su destino en espera de tiempos mejores.
    • Como una suerte de fatalismo que arrastra a éstos a una constante pelea.
    • Por tanto, rechazamos cualquier suerte de fatalismo.
    • Hay un cierto fatalismo basado en que esos impactos son inevitables.
    • Porque los cubanos no creemos en fatalismos.
    • Allí transcurre el sentimiento de fatalismo ante el abandono.
    • Luego no hay fatalismo económico, como tampoco hay fatalismo espiritual.
    • Cualquier cosa antes de caer en un fatalismo paralizador.
    • El alma azteca estaba impregnada de un profundo fatalismo ante el mundo.
    • Interpretaciones de la revolución cubana Es muy difícil entender, para ustedes, que la Revolución Cubana rompió la idea del fatalismo geográfico.
    • El ánimo es primordial para no extraviar el rumbo y dejarse llevar por el fatalismo.
    • La gran sociedad, donde descartemos de raíz el discurso único, el fatalismo determinista y demos curso a la más amplia creatividad.
    • Contra toda forma de fatalismo, creemos que es mucho lo que se puede hacer en el campo intelectual, social, político y eclesial.
    • A los mexicanos parece envolvernos un sentido de fatalismo nacional cuando nos comparamos con nuestros homólogos de otros países.
    • Quizás esta idea del fatalismo te suene muy lógico.
    • De modo que el fatalismo y la resignación quedan descartados.
    • La ofrenda germina en el futuro y no hay más remedio que reconocer sin fatalismos o determinismos que el todo evoluciona siempre impulsado con alientos de ofrendas cotidianas.
    • Da asco siempre el mismo fatalismo todo o nada blanco o negro.
    • Veían en la psicosis una degeneración del temperamento básico, y los corolarios de este organicismo eran el fatalismo y la predestinación.
    • "O bien, un cierto fatalismo ""hispánico"" que inhibe toda respuesta."