Translation of querubín in English:

querubín

cherub, n.

masculine noun

  • 1

    cherub
    • En el lugar santísimo hizo dos querubines de madera de olivo; cada uno medía cinco metros de altura.
    • Un querubín a un extremo, y otro querubín al otro extremo; de una pieza con el propiciatorio hizo los querubines a sus dos extremos.
    • Pero es labor de los querubines trabajar por la sabiduría.
    • Sobre su superficie tenía talladas cabezas de querubines de pelo rizado.
    • Por un lado, los santos, los ángeles y los querubines.
    • Es alta, rubia, bastante obesa y con un rostro de querubín.
    • Aparte de dramatizar aún más la apertura de las cortinas, los querubines podrán estar basados en figuras que existían en el retablo original.
    • En las esquinas se representan querubines turiferarios y en los centros medallones policromados con motivos de la Pasión.
    • Entonces yo te expulsé de las montañas de Dios y a ti, el querubín protector, te hice desaparecer de entre las piedras de fuego.
    • La fe es tan hermosa como las alas de un querubín.
    • Al pie vemos la imagen de un querubín. en mosaico veneciano.
    • Además, en las vigas se conservan figuras en relieve de flores y querubines.
    • Ésta es la esencia de la santidad, sobre la que velaban simbólicamente los dos querubines de oro.
    • Lucero era el querubín grande, protector de Edén, pero fue arrojado por tierra por haberse enorgullecido por su hermosura y capacidad.
    • La solución es hacer backups de todos ellos y guardarlos en algún lugar seguro para que los pequeños querubines puedan disfrutarlos.
    • Las torres resaltan por su altura y esbeltez, así como por sus figuras de querubines.
    • Desde allí escucha y contesta nuestras plegarias y rodeado de querubines y serafines que le sirven, recibe la adoración de los creyentes.
    • El Bernabéu rugía como ruge el Bernabéu, cuando la cosa va bien, y ellos aplaudían rodeados de querubines rubios.
    • También puedes incluir los reinos de querubines y serafines.
    • Asimismo el otro querubín tenía diez codos; porque ambos querubines eran de un mismo tamaño y de una misma hechura.
    • Bajo el balcón hay un sonriente querubín.
    • Sobre la tapa del cofre, frente a frente, se apreciaban 2 querubines alados de oro.
    • E igual sus querubines protectores, rufianes disfrazados de diputados actuales y anteriores, y quienes mueven las cuerdas que los sostienen.
    • Los querubines y ángeles músicos que acompañan la subida de María a los cielos son obras de arte ejecutadas con gran delicadeza.
    • La cabezas de los querubines se asomaban por los dormitorios.
    • Por eso hay un querubín en el Edén.
    • Sobre la cornisa recorren los paramentos del templo querubines y ángeles femeninos que sostienen cortinajes.
    • En tanto que el rostro de los querubines presenta rasgos infantiles.
    • Lucifer, el querubín protector en el santo monte de Dios, es ahora el que desafía a Dios.
    • Y los querubines extendían sus alas por encima, cubriendo con sus alas el propiciatorio; y sus rostros el uno enfrente del otro miraban hacia el propiciatorio.
    • Parece que sostienen el manto, a sus pies un querubín extiende las alas.
    • En cambio, sí vi una leve sonrisa en su rostro de querubín, como si aquel orgasmo lo hubiera disfrutado incluso desde la sima de su sueño.
    • Harás asimismo dos querubines de oro labrados a martillo, y los pondrás en las extremidades del propiciatorio.
    • Corona el Escudo la cabeza de un querubín con guirnalda de laurel.
    • El Señor reina, tiemblen las naciones; sentado sobre querubines, vacile la tierra.
    • Los querubines tenían las alas extendidas sobre el lugar del Arca, cubriendo el Arca y sus barras.
    • En la cornisa hay cinco figuras de yeso que representan querubines (pequeños ángeles).
    • Estos querubines parecen estar siempre asociados con la presencia de Dios.
    • Entre dos querubines comunica Yahvé sus revelaciones. “Se sienta sobre querubines”.
    • El gozo de querubines y el canto de los serafines.
    • Hoy podemos entender porque Dios protege tanto el cielo, tanto así que a jurado que nadie con rebelión como la del querubín podrá entrar en este lugar.
    • Señores y autoridades, dejen que los querubines lleven su alma en un maletín.
    • De este modo, el pequeño querubín se muestra como doble prodigio.
    • Esa imagen del querubín fulminado por la flecha es de antología.
    • Bendito eres tú que, sentado sobre querubines, sondeas los abismos.
    • En las arquivoltas se representan querubines, ángeles y diferentes escenas.
    • El querubín con la espada de fuego que vigila el paraíso, no tiene poder sobre él.
    • Estos querubines tienen grandes ansias de conocer el mundo, cero conciencia del peligro y muy poco equilibrio sustentable.
    • Sin embargo, dos querubines de oro se construyeron en el Arca de la Alianza.
    • El primero, serafines, querubines y tronos; el segundo, dominaciones, virtudes y potestades.
    • De los querubines y serafines hablan con frecuencia los libros de los Profetas.
    • El tazón de agua bendita está esculpido con figuras de querubines y estuvo igualmente pintado y estucado.
    • No hay una gloria manifestada ni hay un querubín.
    • Siempre virgen, con sus alas de querubín siempre incandescentes y siempre inquietas.
    • Hizo también en el oráculo dos querubines de madera de oliva, cada uno de altura de diez codos.
    • A pecho descubierto, estirando los brazos, parecía un querubín de Rubens.
    • Venid, sí, duros ángeles de fuego, pequeños querubines de alas tensas.
    • Los querubines eran los guardianes de Dios, representantes de la creación angelical.
    • La Biblia claramente nos dice que Dios mandó hacer imágenes de dos querubines o ángeles.
    • Marcelo Abarca nos envió la imagen del querubín.
    • Puso en el Santísimo dos querubines de madera de olivo de 5 metros de altura.
    • Los más próximos, según Areopagita, son los querubines y los serafines.
    • Así lo hizo el querubín de Verónica Cesare, Joaquín Silva, quien se adjudicó el primero de los tres modelos que se tiraron a la pelea.
    • Del Paraíso que es nuestro destino no baja un coro de querubines sino un vendaval que separa las alas del ángel y hace sangrar sus heridas.
    • En ellas se observa esa mirada perdida tan característica del cómico, aunque más que un hombre parece un querubín.
    • Algunos lo han mostrado con halos en la cabeza o rodeado de querubines, símbolos que demuestran que no es un bebé cualquiera sino un salvador.
    • Pero ahora ya no hay querubines con espadas encendidas para cuidar el Árbol de la Vida.
    • Nuestros pequeños querubines comenzaron el nuevo ciclo lectivo el lunes 1 ° de marzo en sus respectivos jardines.
    • Ni que los periodistas fueran querubines del coro celestial.